emiliofornieles [ Blog ]

emiliofornieles       [ Blog ]

15 enero 2009

"angelitos negros"

























Pintando "angelitos negros" (pulsa el play para ver)




video

otros videos: http://www.youtube.com/results?search_type=&search_query=emiliofornieles&aq=f


Reflexiones personales


Se me ha venido a la memoria un libro de William Golding,
"El señor de las moscas", y es que
en cierto modo, estoy
retratando algo parecido: la forma precoz con la que algunas
sociedades
infantiles se desarrollan debido a las necesidades
vitales, o por otras muchas razones que
hacen que el niño
se enfrente a problemas naturales como el establecimiento
de normas
morales y/o jerarquías, de inserción o incluso en
el peor de los casos de definición de una
sociedad...

Creo que el retrato de estos pequeños "angelitos" reúnen
parte de este
comportamiento natural por el que se crea
una incongruencia entre edad cronológica y edad
mental,
considerando esta última como una edad de madurez y
de autosuficiencia.


Según las circunstancias políticas en la que se desarrolla
este tipo de precocidad, el niño
puede llegar a convertirse en
un individuo indispensable ya no solo en la sociedad, la familia
o
el entorno natural sino también para los intereses oscuros
de organizaciones
gubernamentales, como es el caso de los
niños soldados.


"Angelitos negros" puede resumir de manera simbólica todo
un tema que va más allá de los
convencionalismos como
pobreza y hambre, temas que no dejan de ser quizás las
causas
principales por las que estos niños se construyen así
mismos y olvidan que son niños.


24 comentarios:

psique dijo...

Impresionante, absolutamente impresionante.

La contundencia de tus argumentos no eclipsa la calidad del pincel que los esgrime. Semánticamente perfecto, la sintáxis no defrauda las espectativas que aquella genera, y logras un auténtico poema en trazos de tinta sobre lienzo.

Pintas "angelitos negros", pero angelitos cercanos que han perdido la alas, pero no han perdido la inocencia, y que escrutan el mundo con la avidez del lince.

Me ha gustado, en este templo, encontrar este ángel un tanto herético.

Ha sido todo un descubrimiento este rincón. Y gracias por mostrarnos al pintor en su ambiente. El artista es parte de su propia obra.

Reitero mis felicitaciones. Con tu permiso, voy a dar otra vuelta por tu estudio.

Un saludo

Vicky dijo...

Qué sorpresa me encontré el otro día cuando fui al caS para preparar el espacio para nuestar perforance y me encuentro una videoinstalación tuya!!
se me olvidó mandarte la invitación porque supongo que tu no participas de las redes sociales como facebook o tuenti...
no estuvo mal el acto. 5º- 5 nos llamamos y nos presentamos en Contenedores. Nunca había visto tanta gente, y me pregunto si se enteraron de algo, pero me da un poco igual lo que entendieran. Nosotras nos quedamos a gusto.
Así que espero que hasta la próxima y me ha encantado la nueva serie de negritos. Poesía pura. disfruta de los carnavales y ve a ver la comparsa de mis amigas (no tengo ni idea del nombre sólo sé que belli sale haciendo de intérprete de signos...)así que no creo que muchas hagan lo mismo.
saludos y a seguir creando!!!

Fornieles dijo...

Hola Vicky,

Un placer leerte nuevamente.
Estuve en facebook, temporalmente, para probar de que iba, y la verdad que no me agradan ese tipo de sociedades, es superior a mi.

Estuve en el caS, si, con "super hero in the virtual age", pero no asistí ningún día.

A ver si puedo veros algún dia en directo.

Me agrada que te guste "angelitos negros".

Feliz Don Carnal para ti y tus compis!

Saludos.

psique dijo...

He visto, con gran satisfacción, desde luego, que vas ampliando la colección de "angelitos negros". Y que, además, los acompañas de una reflexión que, a la par de exquisita en sus formas -dominas también el arte de la palabra escrita-, vuelve a ser un revulsivo contra la desidia que anestesia a nuestra cacareada sociedad del bienestar. Nuestros niños, protegidos entre los algodones que da el propio bienestar, no precisan pisar aceleradores. Pero hay más mundos. Y hay mundos en los que la infancia es delito, pues la necesidad predica madurez. Nos los traes en la mirada aún limpia de aquellos condenados a crecer a ritmo vertiginoso.

Si tus cuadros están removiendo mi conciencia dormida -anestesiada, como la de tantos, en la comodidad de mi adocenada vida-, la mirada que nos regalas desde tus propias reflexiones me agita más aún, creando una desazón que sé necesaria. Siempre he sido activista de causas justas, y me había dormido un punto. LO mismo va siendo de nuevo hora de despuntar. Gracias por recordármelo en tus pinturas.

Un beso.

Fornieles dijo...

Querida Psique,

Tu si que sabes escribir! gracias, es un gustazo leerte. El panorama artístico actual se aleja de las causas justas y se centra mas en construir evasiones coloristas, paisajes oníricos, y conceptualismos provocadores con el fin de alejarnos de la realidad y responder a una demanda sectarizada por otros que manejan las cuerdas del arte.

Es positivo a veces mostrar realidades, y no con el inmaculado trazo fotográfico sino con la misma precariedad con la que se nutre el ambiente cotidiano del tema elejido. La otra verdad está ahí, no nos sonrojemos por verdades que como siempre son verdades no absolutas.

Cambiamos de canal cuando la realidad nos repele, mantenemos un cristo herido colgado en las alcobas, nos adherimos a criticar en masa la verdad contada mediante trazos y la etiquetamos de "dura",... y sin embargo vivimos en el país en el que aún se sacrifican animales en la arena, cual mártir de la Roma clásica, con jolgorio y regocijo...Por favor, esto es el retrato de una época, de la que me ha tocado conocer.

"Angelitos negros" retrata momentos de evasión, momentos ingrávidos en su vida de caída libre pese a su resistencia diaria, no hay mas dureza que la que sabemos que viven una vez han dejado de posar.

Besos.

Francisco Javier DC dijo...

África está en deuda contigo. Me parece que has desplegado arte para los corazones; cada angelito africano que tu has pintado en esa acera de arena tiene el movimiento del instante en el que quiere olvidar la miseria, atontado por el hambre muestra su orgullo africano, pisado, pero que ellos saben que no son los cupables, asi cuando los miras, te dan todo lo que tienen y felices de que repares en ellos, además te regalan un sonrisa, y mira que nacen pidiendo. El mundo es mejor contigo Fornieles. Un abrazo emocionado.

Francisco Javier DC dijo...

He leido un comentario tuyo y vienes a decir lo mismo, en fin, ya somos dos.

Eloy M. dijo...

Magnífico documento el video en que apareces ya plasmando tu último "angelito negro".
Tiene posibilidades de convertirse en algo más...

psique dijo...

Genial como crece esta serie de "angelitos" que se han convertido, para mí, y por derecho propio, en mis amigos. Me has acercado el alma de África, en manos de estos niños que viven otros ritmos y otras infancias. Privados de comodidades, acuciados por un tiempo que corre a otros intervalos, aún tienen una sonrisa que darle al ocaso que se cierne a toda carrera sobre sus realidades.

Y hoy, además, ese documento gráfico que nos dejas, el autor y su obra... ¿Sabes que hay magia latiendo en cada pincelada?. Te estoy viendo pintar, y veo que eres un encantador predigitador que no saca palomas de sus chistera, sino sueños con gusto a reivindicación y a compromiso, sueños de filántropo que busca al hombre que hay en cada hombre... Te lo dije y creo que es la definición perfecta para lo que muestras, eres el nuevo humanista, un humanista del siglo XXI.

Felicidades por ello, artista.

Francisco Javier DC dijo...

Las mujeres mueven Africa, son las verdaderas joyas del continente, y la niña que has pintado lo sabe desde la cuna, ejerce en cuanto anda de madre, de hermana y de pecho si pudiera amamantar; esta niña que has pintado con su hermanito en la cintura, es Africa: ¿no ves lo que nos está diciendo? --¿Quienes sois que me miráis con tanta atención,? soy yo, no tengo nada, y mi hermano está conmigo por que mi madre se marchó casi antes que naciera él, y yo soy su mamá. No tengo nada pero os regalo una sonrisa ¿me dais 500 francos para comer un plato de arroz? señores pálidos con ropas bonitas y mujeres con pelos amarillos. --merçi beaucoup--

marinera dijo...

Dios se me encoge el alma viendo estas fotos, y se me encoge por varios motivos, a veces pienso si se diera la vuelata a la tortilla qué pasaría.
Y otras veces pienso todo l ocontarrio.
Me da que pensar su hambruna y su corazón, quizá esa hambruna es lo que les hace merecedores de ese gran corazón, y puede que hable sin aber, seguro, pero pienso que la raza humana está dotada de una capacidad asombrosa para destruir y amedrentar, y mi mundo occidental tal y como lo conozco, dice si ellos estuvieran como nosotros serían como nosotros, eso desafortunadamente no creo que lo veamos.
Es más pienso que África cuna de las civilizaciones, de todas sin excepción, ha sido elegida por el resto del mundo para ser el conejito de indias, veo que las peores enfermedades, los peores virus nacen en África, ¿pero nacen o los hacemos nacer?
África, la gran dama negra está ssiendo regida por todos los paísess, menso por los suyos, cada día estoy más segura que las guerras endémicas de sus países viene azotadas por el mundo occidentar y en su ausencia por las grandes ciilizacioens de oriente.
No aceptamos su costumbres, su modo de vida su filososfia de subssistencia, los vemos inferiores y por lo tanto son como moscas para nosotros, incluso se les tiene asco, y se genera contar ellos casi un acto violento, importandonos una mierda la desaparición de estas personas, por que son personas, y seguramente mucho mejores que nosotros, con unos valores en la madre naturaleza, en la tierra, el agua el fuego, los espiritus las magias, los dones de los planetas, que para nosotros es teerreno casi exclusivo de unos pocos locos o lunáticos.
Te juro que se me encoge el corazón , y desaría llegar a ellos, conocerlos, sentirlos, y si pudiera ayudarlos en vivo lo haría.
Mis circunstancias personales no hacen que sea posible.
Esta perdida de valores y de personas hace que me sienta un monstruo insensible y digon de ser aniquilado por el pisotón que lagún día quiero creer que podrá dar la gran dama negra.
Un beso
Sienot no haber dejado antes ningún comentario, pero no tenía fuerza moral para hacerlo, hoy parece que veo las cosas de otra manera, mes las han enseñado unos ojos brujos y vivos.

Francisco Javier DC dijo...

Que un europeo blanco, me cuente África a estas alturas de esta manera que la has pintado, es una locura increible, alucino, con estos tiempos que corren, en los que nadie se quiere quitar la venda de los ojos, quieren pensar que esto no ocurre en la realidad: o no quieren quitarse las vendas o es que se arrancaron los ojos de cuajo.
Yo he vivido tus pinturas allí, delante de ellos, mirándolos, y tu les has mostrado a todos los que no fueron, lo que yo miraba.
Un abrazo, esto te lo he dicho ya, y lo diré mil veces más.

Francisco Javier DC dijo...

Escribí dos comentarios practicamente iguales, pero es que el hambre de África a pesar de estar desvastando el continente, sus gentes, éstas, se resignan a morir de odio. Amargamente sonrien y muestran su mejor cara, casi queriendo ocultar todo lo que tienen, Hambre.
"S´il vous plaît, donne moi quelque choise"

psique dijo...

A veces, ante determinados estímulos que arremeten contra mis sensaciones, se bloquea mi capacidad comunicadora y no soy capaz de articular de forma coherente y ordenada toda el torrente de ideas que se gestan ante esos estímulos.

He leído el comentario de nuestro querido "francés" no sé la de veces. Y, en un baile sentido, voy del comentario a las imágenes de estos increíbles "angelitos negros" , como díría el genial e inigualable Miguel Hernández, "de mi corazón, a mis asuntos".

Eso que nos indica Francisco es algo que siempre me ha llamado poderosamente la atención. El gran problema del continente africano es el hambre. Un hambre que no acaba hoy, ni acabará mañana. Un hambre que no tiene esperanzas. Sin embargo, los actores de ese drama sonríen en la esperanza, se visten de sonrisas amables, sin atisbo de rencor, ira o rabia y muestran una mirada limpia donde no hay odio. NO mueren de odio, ni de rabia, mueren de hambre. Pero mueren con la sonrisa en la cara y los ojos limpios.

Nosotros, borrachos de bienestar, miramos con odio al que tiene más y con recelo al que pensamos, sin argumento alguno para ello, que nos puede quitar algo. VAmos de la envidia al resquemor, pasando por todos los estados anímicos con regusto a ira. Y ya ves, unos simples niños, unos simples "angelitos negros", con sus miradas limpias y esclavos de la necesidad, hambre y una madurez precoz que no perdonan, son ejemplo de vida.

LLevo muchos días pensando en el por qué de esta Africa negra, que no rebela en odios, y que mira y sonrie ante su propia desdicha.

Todo un revulsivo contra mi borrachera de occidentalismo y acomodo al primer mundo.

Emilio, estás siendo mis ojos, como Francisco está siendo mi boca. Véis y decís lo que preciso ver y lo que preciso decir.

Gracias a los dos.

Un beso.

marinera dijo...

Este último angel me descorazona totalmente, no sé lo que hay e nél, pero es algo, una madurez, unaa mirada, unapose que me deja sin habla, me ha conmocionado especialmente, no sé definir lo que me provoca pero es triste y duro, algo que se escapa totalmente a los anteriores, qué sé yo, pero lo miro y se me encoje el alma, y me pregunto ¿estará aún vivo?
Su mirad va e nbusca de la luz y lo presiento dentro de mí. Un beso

Fornieles dijo...

Gracias Marinera, aún no he tenido tiempo de centrarme para responderte, me alegra leerte en mi blog, ya te leo en Les Dammes y me gusta tu espontaneidad literaria.

Espero que ninguno de ellos haya sido víctima de la adversidad a la que se enfrenta a diario.

Psique, Francés posee además la experiencia de haber visto. Eso, unido a su capacidad resolutiva hace que la verdad nos llegue con mas fidelidad a la situación que solo ellos conocen. Pocos como F. han sabido meditar sobre una realidad vista, para ello es preciso sensibilidad, tolerancia...Una serie de características que el hombre de la era capitalista y especulativa tiene en carencia.

Besos. Me alegra que os guste mi lenguaje visual.

Desde luego el hambre está presente, si, pero no es mi intención la de darle protagonismo en esta serie. Ya en mis reflexiones personales indico el verdadero motivo que me ha movido para contar una verdad ajena a nuestras "crisis" y nuestros excesos diarios.

Según estos principios de humanidad: Occidente está en deuda con África entera, con todas sus divisiones milimétricas realizadas con escuadra y cartabón invadiendo accidentes greográficos y años de libros de historias nunca editados.

Saludos.

Francisco Javier DC dijo...

Estoy de acuerdo contigo, no creo que hayas intentado plasmar el hambre en tus angelitos, no los has pintado famélicos y de barrigas abultadas con el pájaro buitre sobrevolándolos como en miles de fotos e imágenes; pero si transmiten ellos mismos el desamparo y la aniquilación de su entorno asi como de sus costumbres. Se salvó de la quema al menos sus creencias antiquisimas que yo creo que son la razón de su maravilloso orgullo africano, que ni las guerras ni el hambre tan expuesta, observada y por ello tan manida(que cosas, jugar con lo vital) que hace al mundo occidental olvidarse de ella, han conseguido borrar esas sonrisas blancas que tu has pintado tan llenas de esperanzas, quizás no sea demasiado tarde para empezar a acordarnos de África, siempre sueño con eso, con llegar al Senegal y que el pequeño que recibió mi última camiseta limpia, no haya sufrido ningún percance, pues la muerte es dulce, conseguir algunos medicamentos es además de una odisea, un sufrimiento inimaginable, muchas veces, con un final trágico.
Gracias por acordarte de África, no sabes cuanto te lo agradecerán los que vean allí lo que has pintado. un abrazo.

marinera dijo...

Fijate que no es el hambre l oque me descoloca, no, no veo hambre en sus rostros ni en sus cuerpos, peor es obvio que la sentiran punzante en cda momento. no, nada tiene que ver con el hambre.
Son vida, coraje, sentimientos olvidados por nosotros, valoran lo único que poseen, su vida, pero es el precio de mantener esas vidas lo que subyuga en tu obra, y a pesar de todo, se les ve contentos y sonriendo.
Un besazo

Francisco Javier DC dijo...

Me encantan. Son diferentes éstos últimos. No terminas de sorprenderme padre. Ya los veo luego, me voy a los Machos, creo.
Un saludo y un abrazo querido.

marinera dijo...

el último que has colgado, me hace una gracia, jejeje. lollevo mirando varios días y es que se me escapa la sonrisa sola, es que es tan infantil, tan llena de ilusión, tan no sé como decirtelo, Un beso

psique dijo...

Emilio, porque tienes un blog delicioso y porque tus angelitos hace tiempo que me cautivaron, me gustaría hacerte partícipe de una especie de juego que corre por la red.

pincha aquí

en ese link de uno de mis blogs, está la explicación. Espero me perdones, jejeje.

Un beso enorme

marinera dijo...

Bueno chiquillo, te voy a ser sincera, no tengo mi puta idea de arte, dibujo, escultura, estritura, nada, soy una total zopenca, pero ver lo que haces es ver lo que hay, es muy real, y por eso me impacta, pero no tengo ni dea de valoraciones críticaas ni nada de eso, no conozco ese mundo, pero vine a verte primero por enlabasilica, tampoco sabia que eras amigo del francés, y si no te importa me quedo a husmear, me he vsito todos los post anteriores que he encontrado, me gustan, no puedo dudarlo, peor no sé or que , sólo sé que me gustan, así que si no tienes nada en contra, estaré por aquí, y quizá pueda llegar algún día a escribir algo de lo que me sugieren tus obras.
Lo siento tío, pero te tendrás que quedar en tu blog con una zopenca en arte, te ha tocado, jejeje
UN beso.

Fornieles dijo...

Gracias Marinera,

Me haces feliz, me alegra que te guste mi obra.

Si, F. y yo nos conocemos hace años, casi somos familia...

Besotes para vos.

psique dijo...

Va evolucionando la serie de "angelitos" y a la par de ella evoluciona también su propio carácter. Vas acercando más y más a esos niños a la realidad del espectador, día a día.. se han ido dulcificando, algunos de ellos son más pequeños ángeles de luz que otra cosa, y se han dulcificado los aprecios. Yo, al menos, los siento casi vivos, casi son algo mío... bueno, lo son. Mi cotidianidad pasa por visitar tu blog y acercarme a saludar a estos niños que iluminan mi mirada de sonrisas. Son ya mis amigos.

Es increíble como la reivindicación que dejas latente en los pinceles de esas vidas céleres que pasaran si más pena ni más gloria que la promesa de un adulto inminente, se hayan convertido en caricias de humanidad, en encantadores susurros de empatía y en amables instantes de paz. Reivindicas su presencia en un mundo difícil, y la reivindicas sin pecado. Inocentes criaturas limpias de polvo y paja... sólo son angelitos que han dibujado en su piel un sentir y en sus ojos toda la luz de un continente que la derrocha a mares ante la mirada ajena de ese primer mundo que no quiere saber de ellos.

Gracias por acercarnos más angelitos. Gracias por seguir pintando.

Un beso